Blog Widget by LinkWithin

miércoles, 2 de julio de 2008

Crónica-resumen de la presentación de 'La venganza del Inca' en Gijón

Hace unos días avisábamos (un poco tarde, la verdad) de la presentación que tenía lugar en Gijón de los libros En las tierras de Goliat (nuevo poemario de David González) y La venganza del Inca (antología en la que ha colaborado Nacho Vegas), además de la participación de Nacho en dicho evento. Aquí está la crónica-resumen que el propio David González colgó en su blog:

Por regla general, cuando no actualizo a diario mis blogs, sobre todo este, se debe a dos causas: o bien porque ando de viaje por esos mundos o bien porque la noche anterior salí, la lié, me acosté tarde y abrí los ojos bien entrada ya la tarde, con una de esas indeseables resacas. Antes de seguir, permitidme una pequeña disgresión: Una de la razones por las que respeto a Bukowski, es por su capacidad de escribir cuando estaba de resaca, lo cuál en una determinada etapa de su vida sucedía casi cada día. Y digo esto porque yo, cuando estoy de resaca, soy incapaza de escribir nada, ni siquiera un sencillo correo electrónico. Pero ayer, cuando desperté, a eso de las cinco de la tarde, y traré de alcanzar el móvil para mirar la hora, sentí algo extraño: mis músculos no obedecían las órdenes que les daba mi cerebro, lo que se resume en que el móvil se me fue al suelo y entonces, al incorporarme y tratar de ponerme en pie, me fui al suelo: las piernas no me obedecían, así que como digo me fui al suelo y me quedé patas arriba, como una puta cucaracha, y recuerdo que lo primero que pensé fue: aneurisma cerebral. Pensé eso porque el otro día alguien me contó que a alguien le había pasado eso, de noche, mientras sobaba, y se había muerto. Luego, por extraño que parezca, mientras pensaba que REALMENTE la iba a palmar, me serené, sentí una, no sé como definirla, una especie de paz, como si, no sé, por fin pudiera ya descansar forever y dejar este puto agobio de vida que llevo, aunque haya peña que piense que mi vida es de puta madre y todo eso...Después pensé en que también era una putada no poder fumarme el último pitillo, y pensé que, joder, eso ni se les negaba a los condenados a muerte...Hay quien dice que cuando estás a punto de diñarla, toda tu vida, en un bombardeo de imágenes, pasa ante tu vida... Supongo que eso sucede, de ser cierta esta teoría, cuando uno está a punto de morirse de verdad... Lo que no era mi caso, pues a medida que me serenaba y tranquilizaba, los músculos, poco a poco, lentamente, empezaron a obedecer los mandatos de mi cerebro, y así, agarrándome a una estantería, logré ponerme en pie y lo primero que hice fue encender un pitillo y aspirar una buena cantidad de benéfico humo, y después medí mis niveles de azúcar en sangre. Y ahí radicaba el problema. Estaba sufrimiendo una hipoglucemia de cojones: 27 mg de azúcar en sangre, pero esta disfunción locomotriz no es uno de los síntomas que caracterizan a una hipoglucemia, pero eso lo pensé luego, antes fui directamente a la cocina y me bebí dos vasos de zumo de naranja y me comí un bocata de embutido y me zampé como cuatro o cinco madalenas; y después regresé a la cama... Y llegados a este punto, ¿qué tal salió lo del XYZ BAR, tío?... Pues salíó de puto cine. A pesar de que, salvo en algunos blogos y salvo el boca a boca no se anunció en ningún sitio, yo creo que había bastante peña, y creo que se lo pasaron güay. Había bastantes colegas, de los que solo voy a mencionar el nombre de uno, pues tengo miedo dejarme en el tintero el nombre de alguno y eso no mola, pero voy a mencionar el nombre de Daniel García Prendes, por varios motivos: primero porque será mi próximo editor, ya que se encargará de reeditar mi libro "El demonio te coma las orejas" en una versión ampliada, con prólogo de José Ángel Barrueco; segundo, porque empecé el recital con 2 poemas de ese libro; y tercero, porque cuando la historia finalizó a eso de la una de la madrugada (empezamos a eso de las once menos algo), entre el ciego que llevaba y todo el barullo de gente, ni hablé con él de unas cosas de las que teníamos que hablar, y lo que es peor: ni siquiera sé si mé despedí de él o no... Bueno, después de esos dos poemas, recité poemas de En las tierras de Goliat, recité unos poemas en los que incorporo estribillos de canciones, como uno que lleva un estribillo de Manta Ray u otros con estribillos de La Mala Rodríguez, así que en esos poemas, al leerlos, cuando llegaba a la parte del estribillo en cuestión, me callaba y entonces, Juanjo, del XYZ, y que es un DJ cojonudo, metía los estribillos, y luego yo seguía leyendo el poema: un experimiento que nos salió, para ser la primera vez que lo hacíamos, bastante güay... La primera parte la finalizó el cantautor Nacho Vegas, con tres de sus temazos... Luego un breve paréntesis en el que alguna gente pilló libros y me pidió que se los dedicara, y otra gente aprovechamos para pedir más priva... En la segunda parte, La venganza del inca, un tema de Leonard Cohen versioneado al español por una gente de Zaragoza, inició la presentación del libro, del que leí unos cuantos, bastantes poemas, el de mi colega Vicente Muñoz Álvarez, por ejemplo, o un par de EL Ángel, otro de Denise Duhamel, uno de Javier Payeras, etcétera, etcétera...Finalicé mi recital con un poema inédito: Música...Y luego, Nacho Vegas cerró esta doble presentación, tocando otros 3 temazos... Además, el tío tuvo el detallazo de regalarme dos de sus últimos discos: Verano fatal y Canciones Inexplicables... En fin, que me lo pasé muy bien, a los que llevan el XIZ se les veía felices, y creo que el público también se lo pasó guay, o eso creo, aunque en este tema no puedo ser muy objetivo que digamos... Como no tengo cámara digital no pude decirle a nadie que nos disparara algunas fotos, aunque si alguien de entre la gente que allí se congregó sacó alguna y me la manda, la subiré a este blog... Bueno, agradecerle a Nacho Vegas el detallazo de tocar esos temazos suyos, a los del XYZ por cederme el local para la presentación de estos dos libros y a Juanjo por pinchar los estribillos a los que antes hice alusión, y sobre todo, a toda la peña que decidió dedicar dos horas de su tiempo para escucharnos a Nacho Vegas y a mí...Bueno, la próxima ya será en Pravia, en el Derrame Rock, lectura que, si he de ser sincero, me acojona un poco, sobre todo si se confirma que leeré en uno de los escenarios centrales...La verdad: no sé si un escenario así me vendrá un poco grande, pero, ya sabéis: ¿quién dijo miedo?...


Y además re-cuelgo una de las fotografías que el poeta José Goyos envió a David González, sé que la calidad es mala, pero a falta de pan...


Si no conseguís distinguir nada yo os traduzco en palabras lo que se ve en la imagen: a Nacho Vegas en el escenario, él solo, con su voz y su guitarra defendiendo entre humo y copas alguno de sus temas más conocidos.

Estoy seguro de que fue una noche memorable, el combo David González y Nacho Vegas es uno de esos dúos que encajan a la perfección, tal vez por ser asturianos los dos o tal vez por ser poetas. Quién sabe.

1 comentarios:

chulo chucho colocho 16 de julio de 2008, 21:00  

gracias y felicidades nacho, admiro mucho tu trabajo. un abrazo desde guatemala
javier payeras

Volver ARRIBA