Blog Widget by LinkWithin

sábado, 15 de enero de 2011

'Las canciones de Sísifo' en El Comercio Digital




Hoy en El Comercio Digital podemos leer un interesantísimo artículo de Ramón Lluis Bande en el que entrevista al asturiano. Reproducimos el artículo completo a continuación:

Era éste un buen momento para capturar el actual estado de las cosas construyendo con palabras un espejo en el que se reflejen las principales características del camino. Un poco de whisky, mucho tabaco y una grabadora y empezamos recuperando el peso de una figura mitológica en nuestra manera de entender la creación: Sísifo y las canciones: «para mí uno de los rasgos esenciales de la música es que no te sirve para nada y es lo bueno de ella. Incluso aunque consigas subirte a algún sitio, luego tienes que volver a empezar otra vez desde abajo. Lo único que consigue es llevarte otra vez a canciones nuevas. Esto es algo que tienes que asumir. La cosas importantes de la vida no te llevan a ninguna parte, son principio y fin en sí mismas». Desde la aceptación de este viaje continuo de abajo a arriba y vuelta a empezar, nos cuestionamos que cambió con el paso del tiempo en nuestra manera de enfrentarnos a las cosas. Nacho dice: «con los años se endurece la mirada y tienes que procurar no volverte un cínico. Se resiente un poco la ingenuidad con la que hacías las cosas al principio... Al final se trata de librar esa batalla entre preservar la inocencia necesaria y asumir la realidad que te rodea y las consecuencias del paso del tiempo que inevitablemente te genera un escudo, un caparazón con las cosas...». Le recuerdo que inevitablemente algunas cosas cambian, la inocencia perdida es imposible de recuperar. Nacho es consciente: «acepto cierto nivel de contaminación en las canciones, pero intentando no perder la pureza con las que las escribía al principio. Si esa pureza se perdiera del todo, no tendría sentido seguir». También le recuerdo que en una parte del viaje, casi al principio, aceptamos, vía Michel Houellebecq, el cinismo como ingrediente necesario de nuestra posición ante el mundo. Nacho matiza mis palabras: «siempre me disgustó el cinismo. En el camino aceptamos utilizarlo como recurso para distanciarnos de las cosas. Pero cuando aprecié ese cinismo en la vida real, en gente muy cercana a mí, me dejó de hacer gracia. El cinismo no se quedó con la parte combativa que puede tener cuando dices: 'voy a enfrentarme a la realidad con un sarcasmo exagerado que ponga en cuestión incluso las cosas en las que creo'... Simplemente fue una manera de echar balones fuera». Recuperamos también dos frases que se convirtieron en las líneas de dirección más importantes de nuestros respectivos trabajos. La primera era de Konstantin Stanislavski: «hacer las cosas bien o hacerlas mal, pero hacerlas de verdad». Nacho dice: «es una máxima que hay que seguir para hacer las cosas. La primera obligación que tienes cuando desarrollas una actividad creativa es la de ser honesto contigo mismo. Evidentemente, tienes que hacerlo lo mejor que puedas, pero eso realmente no está en tu mano, además todo el mundo se cree mejor de lo que es. Tenemos distorsionada la mirada hacia nuestro trabajo, por lo que te tienes que centrar en mantener la honestidad». La segunda frase pertenece a Samuel Beckett: «Fracasa. Fracasa otra vez. Fracasa mejor». Nacho apunta: «el error, el tomar caminos equivocados y la insatisfacción con lo que uno hace son el motor para seguir haciendo. Todo camino pasa por la imperfección y ya sabemos desde hace tiempo que lo importamte nunca es el sitio al que llegar si no el camino que vas trazando».


Peligros en el camino

No existen los caminos exentos de peligros. A cada paso hay cientos de trampas colocadas esperando que caigas en ellas. Un momento especialmente complicado es cuando conviertes una actividad que da una parte importante del sentido a tu vida en tu «forma de vida». En el caso de Nacho, cuando las canciones empiezan a pagar la hipoteca. Cómo se sale íntegro y limpio de esa situación: «como pasó de una manera muy gradual no fue nada traumático. Llegó un momento en el que me di cuenta de que estaba viviendo de mis canciones y lo notaba especialmente porque dedicaba mucho tiempo a cosas que no tenían que ver de una manera directa con escribir canciones: negociaciones, promoción, giras muy largas... Eso lo vuelve todo mucho más complejo y lo único que piensas es que tienes que hacer algo para no perder la cabeza con todo lo que la música genera a su alrededor... Cuando estás en casa haciendo tus cosas, sabes que tienes que dejar todo eso fuera, abstraerte de ello y procurar seguir haciendo las cosas igual que al principio, cuando no pasaba nada». Aunque no es fácil abstraerse de las tentaciones: «la cosa se torció un poco con la salida del segundo disco, noté un salto... La gente en un momento determinado te hace más caso del que mereces y tuve momentos en los que se me fue un poco la cabeza. Me creí que estaba viviendo una vida de rock and roll que realmente no tenía nada que ver con la esencia de mi trabajo. Pero creo que realmente fue algo que duró poco». Otra de las interferencias inevitables es la aparición pública de un personaje que llegue a fagocitar a la persona, al artista que hay detrás. Nacho vio el peligro cerca: «no fue algo que me preocupara en exceso, pero soy consciente de que se cargaron mucho las tintas sobre el hecho del personaje conmigo, pero bueno... Seguramente yo lo fomenté muchas veces, pero de una manera muy poco solemne, después la gente se lo toma demasiado en serio. Al final, cuando te pones a escribir una canción o a preparar un disco, estás tú solo con tu trabajo y esas cosas no tienen ninguna importancia». Nacho acepta sin conflicto una de las realidades que más pueden desequilibrar la existencia de una persona: la tensión inevitable entre perderse y volver a encontrarse: «uno anda perdido y buscando siempre... En eso consiste el proceso vital en general. No tengo la sensación de haberme perdido demasiado y que después me volviera a encontrar. En realidad, hay muchos momentos en los que crees que estás al final de un ciclo, que terminas un momento que te tiene que llevar a un sitio nuevo, pero después descubres, una y otra vez, que todo se desarrolla en continuidad». Finalmente, concluye -aunque la grabadora continúa haciendo su trabajo, y sigue el whisky, el humo y la ceniza- con una reivindación del estado del alma ideal de las personas, por lo menos de las personas que se dedican a crear belleza, que hace años ya consensuamos en definir como la insatisfacción habitable: «las parcelas de tu vida en las que te sientes mínimamente satisfecho son las que hacen que no necesites nada más. Cuando creas algo lo que intentas es trascender un poco las cosas que ves, intentas explicarlas más allá de esa lógica que todos vemos. Y a ese proceso, de algua manera, sólo te lleva la insatisfacción, pera esa insatisfacción tiene que ser habitable porque si no corres el peligro de que te hunda y te haga mucho daño. Realmente esa situación es a la que más miedo le tengo, cuando hay momentos en los que estás más jodido de la cuenta y no tienes ganas de nada, ni de escribir, ni de tocar la guitarra... Tengo mucho miedo a la insatisfacción no habitable... y de ella sólo te salva el seguir intentándolo y volver a ponerte a trabajar una y otra vez».

23 comentarios:

Tu alma bailando a mi alrededor 15 de enero de 2011, 20:30  

Cojunuda!

Muchas gracias :)

Anónimo 16 de enero de 2011, 21:36  

Sí, cojonuda...pero la fotito para ilustar la noticia ejem..ajaja

Anónimo 16 de enero de 2011, 22:03  

Joder, parece Mr. Burns.

Anónimo 16 de enero de 2011, 22:15  

Pues a mi este repertaje me parece todo palabrería, es extenso para formar parte de un periódico y en cambio todo lo que dice ya lo hemos leído muchas veces y además casi todas con las mismas palabras o la misma forma de expresarse (todo eso de la preservación de la inocencia, la abstracción a la hora de hacer canciones, etc).

La culpa se la atribuyo además de al propio Nacho a Ramón Lluís Bande, que parece más interesado en destacarnos y subrayar lo artistas que son los 2 y lo alternativos que son los 2 y todo eso...en vez de interesarse por el nuevo disco de Nacho y contar novedades.

Seronda.

Anónimo 17 de enero de 2011, 0:26  

Seronda creo que nunca te había visto enfadado y ahora estoy asustada.


Es cierto que es un gran artículo para no decir realmente nada, pero eso de preservar la inocencia suena tan bonito... Y sí, la foto tiene tela, madre mía.



Paula.

Anónimo 17 de enero de 2011, 0:39  

jejejeje...No enfadado para nada, es sólo una entrevista, no tiene ninguna importancia ni relevancia...sólo destaco que al entrar hoy en este blog he visto muchas novedades, como la portada definitiva, el set-list, una "entrevista" a Nacho, etc.

Y pensaba que tenía mucha chica para leer y sacar cosas interesantes o saber algo más de La Zona Sucia o de la Gira...pero no, sólo es un texto largo hablando en general y de cosas que ya había leído muchas veces.

Simplemente, sin más importancia.

Seronda.

Elimelec 17 de enero de 2011, 3:04  

Seronda, tu comentario me da para entender que tan fácil es perderse en el material del artista.

Hoy respeto más a Nacho y le agradezco su honestidad.

Anónimo 17 de enero de 2011, 10:10  

seronda estoy en acuerdo al 100% contigo...no paran de chuparse las pollas (intelectualmente hablando) siempre q sacan algo juntos...

J.G

Anónimo 17 de enero de 2011, 12:03  

Diosss ke foto...el fotografo es 1 sin verguenza....y Nacho muy pero muuy pasota para dar el visto bueno, luego dirán que es "artística", como la preciosa portada encargada a un "artista", arte si kieren, si, pero del malo... ni belleza ni crítica ni gracia... (subjetividades mías si kieren)

La entrevista para estar hecha a estas alturas, vacía de contenido (objetivo, demostrable y contrastable)

Anónimo 17 de enero de 2011, 12:17  

Todo me huele a que Nacho en el sentido de su faceta artística considerando sus formas y contenidos está agotado...las canciones del nuevo disco curiosamente se ven reducidas tanto en su duracion como en el número de las mismas, son más superficiales las letras, menos sentidas ( a pesar de que reivindica un "intentar a la pureza inocente" que parece que cada vez más le cuesta) la portada fatal y la entrevista...ejem, sin comentarios... 2 de las canciones del nuevo disco ya las hemos escuchado en los directos de la gira anterior...parece como si se hubiese agotado todo lo que tenia que hacer de la forma que lo hacia hasta ahora, este hombre estaba lleno de cosas que expulsó con mucho arte y profundidad artística... en mi opinion todo eso lo ha expulsado y en el mismo sentido no tiene más que hacer... ahora simplemente parece que quiera vivir de las rentas.

Hay que estar muy cabreado o comprometido con la sociedad sufrir y denunciar para que el arte cobre un sentido más allá de la belleza...es apreciable que a Nacho le va su vida en un standard nada desdeñable y que nada tiene por ahora que decir

Anónimo 17 de enero de 2011, 12:27  

Se trata de las pensiones vitalicias de los músicos que han pasado por los podiums, por eso ahora se pueden permitir la autogestión, gracias a las condecoraciones obtenidas y ganancias que van a tener aseguradas de alguna manera, gracias a seguidores ciegos que no miran con crítica el arte sino simplemente llevados por la fidelidad al artista como algo que forma parte de sus vidas en algún que otro rincón...
podría hacerse un paralelismo con las pensiones vitalicias de los ex-presidentes...

ok, la cantidad a cobrar no es la misma, pero las responsbilidades de los honores del cargo tampoco.

Ánimo a los nuevos y desconocidos músicos que tengan algo que decir y transmitir !

Anónimo 17 de enero de 2011, 12:31  

Recordad que nosotros somos los contribuyentes...a ver si se esmera un pokito mÁS nacho y no nos toma el pelo...

Tened presente que existen otras casillas en la Declaración, sólo hay que cambiar la X

Anónimo 17 de enero de 2011, 13:27  

Me parece un poco dramáticos los comentarios anteriores.

Yo por ejemplo que he desctacado simplemente que esta entrevista no dice nada nuevo, lo que la convierte para mi en una entrevista no interesante, nada más, pero es sólo una entrevista y punto.

Sobre sus discos y canciones, pueden gustar más o menos pero me parece una exageración decir que nos toma el pelo, que está viviendo de rentas, que está agotado...etc,etc...

..."La gran broma final" me parece un temazo y de los grandes que ha hecho, tanto en letra como musicalmente y "El mercado de Sonora" tampoco creo que se parezca a ninguna canción que haya hecho hasta ahora, así que el resultado puede gustar o no gustar, pero no creo que haya que exclamar ni llevarse las manos a la cabeza diciendo que nos toma el pelo, que ya no queda nada...y demás análisis tremebundos.

Bueno, eso y que de momento no hemos escuchado el disco para decir ya que es muy bueno o muy malo.

Por otra parte, Actos Inexplicables o Desaparezca Aquí también tienen 10 canciones como este y no creo que nadie considere eso una falta de creatividad y una crisis de composisción ni nada por el estilo.

En cuanto a la duración...pues es que una canción no es buena o mala por durar 3 minutos o 7...o es buena o es mala simplemente.

Y algunos de los mejores discos de la historia son más bien cortos, pongo de ejemplo mi admirado Ziggy Stardust de Bowie...dura unos 36 minutos o algo así y me parece que es una auténtica obra maestra.

Sobre lo de las canciones que ya fueron presentadas en directo...yo no lo considero un refrito...o sea que si esas canciones las tuviera hechas pero no nos las hubiera mostrado en directo nunca las consideraríamos auténticas y nuevas...pero si las ha tocado en directo...ya están desfasadas incluso antes de grabarlas.

No lo entiendo...crítico se puede ser...pero exagerar tanto ciertas cosas pues no sé.

Y las portadas pueden gustar más o menos...pero al margen del gusto por una estética u otra no creo que se pueda decir que si pone simplemente una foto de su cara es porque estaba inspirado y si pone una ilustración (que es subjetivamente buena o mala, pero subjetivamente al fin y al cabo) es porque se le han agotado las ideas (no veo yo una tormenta de ideas en el concepto de poner una foto suya en las portadas)

Sobre lo de marcar una X en otras casillas, si se refiere a que hay más cosas y grupos y artistas que escuchar y venerar a parte de Nacho Vegas...eso ya se daba por supuesto antes y después de cualquier disco suyo...supongo que ningún amante de la música por seguir a un artista deja de escuchar otras cosas, no son excluyentes, no se trata de "O Nacho Vegas u otras cosas" sino que se puede combinar todo...hay música buenísima para dar y tomar y no aburrirse nunca.

Seronda.

Anónimo 17 de enero de 2011, 13:40  

seronda........joder.... te adelantas a mi, sabes decir muy bien las cosas. siempre q lei comentarios tuyos lo hacia mientras asentia con la cabeza...por lo que todos escuxamos d este nuevo disco, puede gustar mas o menos. a mi personalmente ME ENCANTAN ( me jode q se queden en el tintero marquesita y ojala no uno mejor...) y aunq la portada no me guste (ojo q tampoco me disgusta) no creo q nacho se halla quedado sin ideas, el madura, su musica madura... y la verdad q la fama le llevo a hacer la nueva discografica, pero yo veo bueno que existan discograficas con esas idiologias... (espero q no la caguen) cuantas mas mejor y mas musicos y grupos prosperaran, pk hay muxiiiiiiiiisimos buenos cantantes tocando en el metro...
Pero lo de la entrevista lo sigo diciendo... y mira q DIARIU me encanta ( es una de mis musicas para dormir) . cambiando de tema.. esperamos ansiosos otro disco de lucas XV. creo q N.V es muy listo y aunq este disco tenga 10 canciones apuesto el dedo gordo de mi pie derecho a q antes de q finalice el 2011, tendremos otro "hermano pequeño".

J.g

Anónimo 17 de enero de 2011, 17:17  

simplemente opinar que Nacho nos está tomando el pelo sin haber salido el disco me parece fuera de lugar.No sé, un disco necesita escuchas ¿no creéis?
La primera vez que escuché "Cosas Bien Hechas" me pareció un toñazo y ahora es una de mis favoritas. Me pasó lo mismo con "Al norte de mí" o "Sitios distintos" y sobretodo con "Por la paz y la canción".
¿lo de la portada?...pfff...como que me da igual, la verdad. Pero no sabéis hasta qué punto. menuda gilipollez. ¿esto es un blog de diseño gráfico o qué cojones?

Anónimo 17 de enero de 2011, 17:30  

malos augurios... El mercado de sonora, se queda muy en la superficie...las otras 2 las llevamos escuchando todo el año...va para abajo muy a mi pesar..pensé que iba a ser un discazo,habrá que escuchar el resto no obstante... es lo que tiene cuando haces cosas buenas o muy buenas que no se puede bajar el listón, tiene un público selecto,y no precisamente estúpido ni de masas...por algo sería

Anónimo 17 de enero de 2011, 17:32  

Reivindico al Nacho que sabe dar el 100%...!

Anónimo 17 de enero de 2011, 20:05  

ay, estoy muy cansada para leer tanto


Paula.

Anónimo 17 de enero de 2011, 20:29  

Yo os daba a todos un pico y una pala y os ponia a trabajar, que teneis una de tiempo libreeeee.

Anónimo 17 de enero de 2011, 20:44  

a Seronda en vez de pico y pala, le daba una pensión vitalicia, para que pudiera escribir aqui comentarios como el último en el que va dando en clavo palabra tras palabra.
A mi me parece que todos los que decis que Nacho se ha agotado, que no tiene nada nuevo que contar sois unos morbosos, que lo único que quereis es papel de plata, caballo, relaciones tortuosas y cosas así, seriais felices viendo a Nacho en algún programa tipo salsa rosa, yo recibiré el disco con los brazos abiertos, no soy para nada early owner, así que hasta que el catorce de febrero no este en mi casa con el disco recien comprado y un enorme canuto de Cream Caramel no habré escuchado ninguna versión de estudio, conozco la gran broma final y Marquesita de los directos y si, lamento que Marquesita no este en el disco por que esa canción me pone los pelos de punta y me lleva de regreso a la tierra que amo y de la que vivo muy lejos, aunque espero que la incluya pronto en algun e.p.
Bueno supermoderns hasta pronto.

Anónimo 18 de enero de 2011, 11:55  

Lo que yo no entiendo es que alguien diga que Nacho le está tomando el pelo. ¿Es que os ha obligado a comprar su disco?

Anónimo 18 de enero de 2011, 14:08  

Hombre es como si te lees el último poema que acaba de sacar Gil de Biedma y te habla de "Las rosas son rojas y el cielo azul.." pues sientes que que te está tomando el pelo, y si encima es así todo el libro que te ha costado ventitantos euros ya no te cuento...

No obstante habrá que esperar a escuchar todo el disco esperemos que sean intensas y de calidad el resto de canciones.

Respecto al penúltimo anónimo recordarle que para profundizar en la temática de las composiciones no es necesario limitarte a hablar de una agonía del des-amor o de las drogas...creo ke hay infinidad de cuestiones sobre las que hablar de 1 manera profunda y personal...lo que distingue al genio de quien no lo es es precisamente la no necesidad de estar alcoholizado o metido para hacer obras sensacionales...

Cioran no necesitó el caballo para resaltar el absurdo de la vida con esa manera tan mordaz que tuvo para resaltarlo...ser uno más es lo cotidiano, de ahí mi decepción...

pensé que Nacho era un artista especial...artista

Anónimo 19 de enero de 2011, 23:56  

me parece que se está exagerando demasiado. ¿"Artista"? Nacho Vegas es un artista (se dedica a un arte particular, la música, maneja sus elementos y los combina para producir obras dotadas de un sentido dentro de parámetros preestablecidos por el género que explota); no es un creador de formas nuevas y dudo mucho de que en doscientos años alguien estudie sus composiciones (no creo que esto a NV le moleste; por el contrario). Esto no quita que, en lo que hace, es de lo mejor que se puede encontrar.
"La gran broma final" es, con perdón de los fundamentalistas vegasianos, una canción superior a "baby cat face", a "al norte del norte", o a "La Sed", tanto en el texto (los que la consideran floja parecen no captar cuál vendría a ser la gran broma final de la que se habla) como en la música (al servicio de la letra en tempo, intensidad y armonías; esto se nota aún más en las versiones acústicas de la canción).
Y de Cioran nunca leí nada (enorme escritor; no lo niego) que no haya leído en otros sitios. Lo mismo puedo decir de Nacho Vegas. ¿Cuál es el problema con esto?
Ser uno más es inevitable; la cuestión es hacerlo sin, por ello, dejar de ser uno mismo. Y Nacho Vegas, considero, siempre ha ido por ese camino (con aciertos y cagadas por igual).
¡Saludos!

Volver ARRIBA