Blog Widget by LinkWithin

lunes, 28 de enero de 2008

Analizando una crítica

Ayer salió en el diario 20 minutos una crítica del último concierto de Nacho Vegas & Christina Rosenvinge en Madrid. Aconsejo leer el texto del señor Pedro Rubio de arriba a abajo y que cada uno saque sus propias conclusiones. Aquí van las mías...

Probablemente será una de las últimas críticas sobre la serie de conciertos que Nacho y Christina han dado por todo el país, así que de entrada sorprende tanto el tono como las formas que usa.

La carrera del genial Nacho Vegas se encuentra en un momento peligrosamente incierto.

¿Un momento "peligrosamente incierto"? Después de 2 giras por toda España (e imaginamos que otra ahora mismo), un disco con Bunbury, otro con Rosenvinge, el proyecto Lucas 15 y las mini-colaboraciones, ¿realmente está en un momento incierto? Muy al contrario, ahora mismo tenemos al Nacho más activo de los últimos años y no creo que salgamos de 2008 sin ver un nuevo trabajo en solitario (o al menos un EP).

esta tendencia a buscar una mediática alma aliada para confeccionar discos parece consagrarse con su unión con Christina Rosenvinge

Entiendo que se considere a Bunbury una persona mediática, pero Christina Rosenvinge no es Chenoa.

el creador de En La Sed Mortal no deslumbra, no convence, no encandila junto a Rosenvinge sobre un escenario.

Totalmente de acuerdo, pero no es culpa de Christina, Verano Fatal es un disco difícil, con canciones íntimas que tocadas en un escenario no dan mucho de sí, ahí reside el problema... y eso sin tener en cuenta que ambos en el escenario no acaban de quedar bien, en un principio parecía que faltaba algo de química (por falta de ensayos) pero no, después de meses de conciertos la cosa sigue más o menos igual.

Cuando no estuvo a la altura de las circunstancias, en cambio, fue cuando le tocó acometer canciones de su carrera en solitario. Ahí, con Vegas en un honesto segundo plano, llegaron los momentos más prescindibles del concierto, especialmente cuando Rosenvinge se esforzaba en enmascarar su limitado talento con posturas, miradas y contoneos de gata en celo forzadísimos e impostados.

Christina no es Nacho y hay que saber apreciar su talento, personalmente no me llena como cantante, pero no creo que a la chica le sobre talento, muy al contrario.

Y no precisamente convincente, y sí lamentable, fue la inesperada incursión de Rosenvinge en la excepcional El Hombre Que Casi Conoció A Michi Panero, una sarcástica oda a la muerte de Nacho Vegas, que su compañera de fatigas arruinó cantando lacrimógenamente casi la primera mitad de la letra.

Me parece que es una intro perfecta y preciosa. Probablemente arruine la canción tal y como está concebida, pero eso no le resta mérito. Y para muestra, un botón (siento el audio, pero no hay ninguna grabación mejor):




En fin... esperemos que los periodistas musicales, sepan apreciar los muchos conciertos que están por venir... y que no se queden en lo superficial y en lo anecdótico, como en los problemas que tuvo Vegas con el megáfono para cantar con él en el concierto de Madrid:




O con el baile con el que probablemente intentaba animar al público que allí estaba:


10 comentarios:

ali 28 de enero de 2008, 9:22  

¿Mediática?

Te puede gustar o no, pero a mí me parece una burrada decir que su talento es limitado.

Me parece una crítica, esta de Pedro Rubio, que podía haber reservado para su página personal, si vas a informar de un concierto en un diario no tienes porqué hacer una crítica destructiva gratuitamente... Digo yo.

Alianz 28 de enero de 2008, 10:46  

Hombre, en mi opinión Nacho Vegas SÍ se encuentra en un momento incierto. Incierto en el sentido de que tras varios lps y eps sobresalientes ha realizado una serie de movimientos cuanto menos desconcertantes. Honestamente he de reconocer que tanto el tiempo de las cerezas como verano fatal contienen grandísosas canciones peeeeeeero como conjunto ambos discos carecen de esa grandeza que sí tienen los anteriores trabajos de Nacho, probablemente porque no encuentro la química necesaria entre Nacho y Bunbury o Rosenvinge y las canciones de estos se me antojan menores que las de Mr Vegas.

Pero también es cierto que si algo tiene Nacho Vegas es una tendencia a hacer lo que le da la gana bastante grande así que no veo motivos para la preocupación. A disfrutar del Lucas XV y a esperar para el verano su nuevo disco que espero sea a lo nacho old style y nos vuelva a partir en dos.

pd: No veo la crítica del 20 minutos destructiva ni gratuita, más bien veo a un gran admirador de Nacho un tanto frío con sus últimos movimientos, pero siempre desde el respeto

(vaya tostón he soltado, sorry).

Anónimo 28 de enero de 2008, 10:48  

Para gustos los colores. En fin, la intro de Michi Panero a mi me pareció preciosa, y las interpretaciones de Christina estuvieron a la altura.
Todo lo demás del artículo referente al estilo de ropa de Christina, sus movimientos, la "torpeza" de Nacho, lo del megáfono y todo eso: detalles que estando en el concierto te divierten y dan hasta magia anecdótica y que si lo utilizas en un periódico para hacer una crítica musical denota que tu artículo es pura bazofia.

Gijonés 28 de enero de 2008, 12:18  

Yo creo que no hay que ser tan integristas. Es la opinión de una persona y punto. Yo he estado en unos cuantos conciertos de Nacho Vegas y he visto momentos memorables e irrepetibles y momentos casi vergonzosos impropios de un profesional (ello desde una óptica musical). Por cierto, no sé si NV está en un momento incierto de su carrera, lo que sí creo es que está (o estaba) en un momento poco brillante. El tiempo de las cerezas es un disco aceptable, sin grandes alardes, con un par de canciones geniales, otro de par de buenos temas y el resto algo más flojas. Verano fatal tiene una gran canción de NV y el resto es más flojo (aunque parece que tiene más que ver con Rosenvinge que con NV). Lucas 15 recupera el sendero de los grandes temas (creo que tiene momentos gloriosos y sólo un par de canciones flojas -la única que no me gusta es Adiós la mio vaca pinta-), a pesar de que está compuesto casi en su totalidad por canciones tradicionales. El próximo disco de NV tiene que ser un LP o EP con temas suyos, sin colaboraciones ni historias raras. Esperamos que siga la línea habitual. Todos lo agradeceremos. Perdón por la parrafada y un saludo.

Anónimo 28 de enero de 2008, 13:23  

Luego es cierto lo que me dijo Nacho en Lucena, que salió el disco el 24...
Pues en la web de la Fnac no aparece (podían actualizar más rapidito), luego no se puede pedir. Fnac física aquí no hay y otras tiendas "especializadas" tipo Discos Gong ni han oído hablar de Lucas XV.
Tocará esperar muuucho tiempo o morirse de la impaciencia.
En fin, saludos y un besazo a Nacho que estuvo soberbio en Lucena, como siempre, digan lo que digan.

Anónimo 28 de enero de 2008, 13:40  

A mi me encantó el concierto de Lucena.
A Nacho Vegas lo he visto anteriormente dos veces, y siempre me ha parecido genial.
Sobre el disco el tiempo de las cerezas.. en fin, pa gustos colores, pero a mi me parece un disco imprescindible, para mi, claro, xD.
Nada más,deseando volver a verlo en concierto

Anónimo 28 de enero de 2008, 13:42  

Hombre, pero si le das la razon punto por punto casi del articulo, y lo ilustras encima con videos... A mi no me parece un critica destructiva y lo que dice lo piensa bastante gente por cierto. Ademas no dice que este acabado o que odie a cristina ni nada de eso, mi lectura es que su ultimo disco verano fatal y su actual gira no son tan cojonudamente buenos como etapas anteriores y ahi si que practicamente todo el mundo estara de acuerdo. Pienso yo, vaya...

Anónimo 29 de enero de 2008, 23:58  

xexe....nacho es el mejooor!

Patri 1 de febrero de 2008, 12:40  

Yo no puedo si no darle la razón al periodista en algunas cuestiones, primero el disco de Bunbury quizás es el mejor de Bunbury en su carrera, pero no el mejor de Nacho :)

No considero que el asturiano esté en un momento incierto de su carrera, simplemente quiere vivir de la música, como es muy comprensible. si acercarse a Bunbury le ayudó a asentarse económicamente, seguro que tarde o temprano todos saldremos beneficiados.

Y si tengo que decir la verdad, que un genio como Vegas tenga que compartir la mitad del escenario con una esnob como la Rosenvinge me toca bastante las narices. Aún así, yo ya tengo las entradas, que en un par de meses vienen a mi ciudad, por supuesto los pocos euros de mi entrada son para Nacho, porque por Cristina no pagaría ni la mitad de los 7 euros que vale la entrada.

Saludos

Stablemate 5 de febrero de 2008, 12:11  

Yo estuve en el concierto de Madrid, y tambien he estado en el del fin de semana pasado en el Ego de Cibeles, y he de decir que de los dos conciertos he salido muy decepcionado. Las canciones de sus dos últimos discos no están a la altura de los anteriores. Nacho Vegas ha abandonado su lado mas crudo, aquel que exponía todos los defectos de cualquiera de nosotros reflejandonos nuestra cara más oscura,mostrandonos nuestras debiliades, para convertirse en un compositor de canciones cada vez más parecido a Sabina, Serrat o Perales. No se percibe el riesgo de obras anteriores. Y a Christina Rosenvinge no ha quiénn la aguante, cómo tampoco a Bumbury. Cuando sacaron el último disco me encontré con un artículo sobre el en la revista de Ana Rosa!!!!!
En sus conciertos ahora te encuentras con niñas de 17 años bailando al mismo ritmo que lo hacen en los conciertos de los 40 Principales.

No creo que vuelva a ir a otro concierto suyo. Y lo digo con todo el pesar de mi corazón

Volver ARRIBA