Blog Widget by LinkWithin

domingo, 24 de febrero de 2008

El ángel Simón

En mayo de 2001 Nacho Vegas publicó Actos inexplicables y en la pista número 4 nos encontramos con la canción 'El ángel Simón':

4. El ángel Simón 8:09
letra y música: N. V.

batería: Manu Molina
contrabajo: Juan Carlos Vega "Cabín"
melódica: Carlos J. Martínez
cellos: Marta Martínez Gil y Nicolás Cernea
voz y guitarra: N. V.


Videoclip (no oficial):



Letra:

Simón, desde que te fuiste tengo que decir
Que la verdad, no estamos nada mal sin ti
También es cierto que podríamos estar mejor
Pero ya ves, las buenas cosas mueren bajo el sol
Y ahora es la memoria mi guía
Porque eso sí, pienso en ti cada día
Desde aquella mañana de agosto
Reinventada hasta la saciedad
Sin lograr encontrar nada de nada
Ni una explicación ni un porqué
Al que poder aferrarme
(Y ahora no sé por qué
Viene a mi mente el colchón
Que tuvimos que bajar Javi y yo a la basura
Sin poder dejar de mirar esa mancha oscura
Que allí nos dejaste como herencia y recuerdo
Antes de partir en tu último viaje
Probablemente al infierno)

Y me vas a disculpar
Si nunca te llevo rosas
Me vas a permitir
Contar algunas cosas
Sobre lo poco que sé
De tus días de vino y rosas
Con todas las bromas
Como aquella en que al pasar delante de una funeraria
Nos decías "agachaos, no vaya a ser
Que os tomen las medidas"
Ese era tu consejo, tu sabio consejo
Y no estuvo mal, pero se te olvidó
Algo importante:
Tú también tenías que agacharte
Sí, tú también tenías que agacharte
Pero nunca quisiste cuidarte
No, nunca quisiste cuidarte.

Y quiero pensar que por una vez
Hice algo mejor que tú
Quiero pensar que por una vez
Hice algo mejor
Que tú que ni siquiera
Acabaste esa carta de despedida
Que en el ordenador Santi encontró perdida
Y ahora que perdiste tan absurdamente la partida
Ahora estoy cansado
Y hasta tengo miedo de mi propia vida
Y sé que lo tendré toda la puta vida
Decida lo que decida

Bueno, al final tal vez tuviste suerte
Porque tal vez -dímelo tú-
Mejor que ser un hombre solo y arruinado
Resulte ser, como dijo el juez, "el finado"
(Mientras se tapaba la nariz con su pañuelo)
Y desde cualquier lugar
Dondequiera que ahora te estés pudriendo
Sólo quiero que sepas que ya no te tengo miedo
Que ahora estoy cansado
Y sólo tengo miedo de mi propia vida
Y que sé que lo tendré
Toda la puta vida
Decida lo que decida

Como tú siempre decías
"Formalidad poca, pero que dure"
Como tú siempre decías

Gracias

Así es y así será
Toda mi vida
Decida lo que decida.




Lo que ya no es tan conocido es que tras la lectura del libro Política de hechos consumados (2006) la canción 'El ángel Simón' toma un significado muy distinto, cosas que podíamos intuir que había detrás de la letra de la canción de Nacho, aquí se explican de forma clara y directa.

El siguiente relato se llama 'El ángel simón (relato)' y está en las páginas 61-65 de Política de hechos consumados. La transcripción que ahora copio la encontré en un Groupo de Msn sobre Bunbury y ya que alguien se ha tomado la molestia de transcribir el relato yo únicamente me he limitado a editarlo un poco y a corregir algunas faltas de ortografía (he respetado las omisiones de la transcripción, las partes que faltan no aportan demasiado para comprender la relación entre la canción y el relato).

El ángel Simón (Relato)

I

Hay una funeraria en una calle del centro de Gijón. Creo que lleva allí incluso desde antes de yo naciera, lo cual ocurrió en 1974. Cuando eran un crío y cruzaba con mi padre por delante de ella, él siempre gastaba la misma broma.

-Agáchate -me decía- ¡Rápido, agáchate!

Siempre me pillaba por sorpresa, y yo me agachaba.

-Es para que no te tomen las medidas- decía sonriendo.

II

En 1994 mi padre tenía 48 años. Murió una noche de verano mientras dormía. En aquel momento de su vida se encontraba solo y completamente arruinado.

III

-Es mejor que no entres- dijo mi hermano. Huele muy mal, no es agradable.

Desde luego yo no esperaba encontrar nada agradable allí. El piso estaba lleno de gente, el juez, el forense, la policía y otras personas desconocidas que se movían por toda la casa. Yo deseaba verlo por última vez. Quería ver la expresión que se le queda en el rostro a un hombre -no a un hombre, a mi padre- cuando el corazón le estalla en plena noche e inesperadamente acaba con todo. Incluso quería olerlo. Había un pequeño pasillo interior antes de llegar al cuarto. Solamente tenía que adentrarme en él y ya estaría casi en la habitación. Pero se adivinaba movimiento allá dentro, gente extraña manipulando su cuerpo mientras se tapaban la nariz con sus pañuelos. No tuve el valor para hacerlo. No entré en ese dormitorio y hoy lo lamento de veras.

-No es agradable- me repitió alguien con una palmada en el hombro.

IV

[fragmento omitido]

V

Me quedé varios minutos de pie delante de la puerta. Se escuchaba el sonido de la televisión dentro. Echaban dibujos animados. Mi hermano practicaba ritmos de batería tocando con un par de baquetas sobre sus muslos. También eso se oía. Javi acababa de cumplir 16 años. Le habíamos dicho que papá no se encontraba bien y ahora me tocaba a mí darle la noticia. Bajé en el ascensor hasta el portal. Allí paseé de un lado a otro un rato y volví a subir. Seguía sonando la televisión. ¿cómo se le da a alguien una noticia que uno mismo no acaba de asimilar del todo? Giré la llave muy despacio y entré.

-¿cómo está papá?- preguntó.

-Javi, papá murió.

-Venga, en serio, ¿cómo está?

-No, Javi, es en serio, papá murió.

Comencé a reír y a sollozar al mismo tiempo. Los dibujos seguían en la tele.

-Santi... lo encontró esta mañana- balbuceé- Llevaba tres días muerto... de un ataque al corazón.

[fragmento omitido]

VI

Hay una funeraria en una calle del centro de Gijón. Creo que lleva allí incluso desde antes de que yo naciera, lo cual ocurrió en 1974. Cuando era un crío y cruzaba con mi padre por delante de ella, él solía gastar la misma broma.

-Agáchate -me decía- ¡Rápido, agáchate!

Siempre me pillaba por sorpresa, y yo me agachaba.

-Es para que no te tomen las medidas- decía sonriendo.

Eso era lo que solías decir. Ese era tu sabio consejo. Sólo que se te olvidó algo importante: tú también tenías que agacharte.



Y también otro texto titulado 'El colchón' (también incluido en el libro, página 66):


El colchón

Ninguno de los dos dijo nada
tras bajar la cama plegable
que estaba empotrada en el armario.
Habían pasado ya varios días pero
el olor aún era extraño: una mezcla
de muerte y desinfectante.
Nos quedamos mirando un rato
la mancha de sangre que había tomado
un untuoso color parduzco. Luego
alguno habló primero y lo sacamos
de allí como pudimos, la puerta parecía
demasiado estrecha, y nosotros
íbamos muy rígidos para no tener que mirar la mancha desde tan cerca,
ojos y nariz casi tocando la espuma.
Mientras bajábamos las escaleras bromeé
con mi hermano pero los dos sabíamos
que aquel era un trabajo sucio.
Una vez en la calle lo dejamos apoyado
contra el contenedor de basura de enfrente,
asegurándonos de que no quedaba
a la vista la mancha de sangre.
Después nos dimos media vuelta
para no volver a verlo jamás, acaso
alguna vez desde el recuerdo.
Nos sacudimos las manos y aquel día
ya no volvimos a pensar en ese colchón
sobre el que mi padre había partido
hacia el más insólito lugar de todos.




Creo que después de haber leído estos textos hay que volver al principio, coger aire y escuchar de nuevo la canción.

20 comentarios:

bohista 24 de febrero de 2008, 19:24  

El ángel Simón siempre me ha parecido una de sus canciones más amargas. Pero es ese punto irónico que tiene lo que la hace más interesante. Aunque hasta ahora la historia que tiene detrás no la conocía con detalle.

Fotógrafo del cielo 25 de febrero de 2008, 20:13  

Gracias por el relato
:)

Anónimo 26 de febrero de 2008, 19:04  

Joder, demasiado macabro como para que sea cierto, no?

Al menos eso quiero creer.

bydiox 26 de febrero de 2008, 22:00  

Anónimo: Pues es totalmente cierto :/

mmmetc 26 de febrero de 2008, 23:59  

El 19 de marzo de 2003 actuó en la casa encendida, y antes de tocar el ángel Simón dijo que no tenía pensado tocarla, pero al ser el dia del padre pues si. Parece cierta la historia.

Anónimo 27 de febrero de 2008, 0:22  

(soy el anónimo de antes)

Quiero seguir pensando que es una broma característica del humor negro de Nacho, me parece completamente inhumano hacer una canción, un poema y un relato de algo así.

bydiox 27 de febrero de 2008, 8:51  

Hasta donde yo sé, los datos de la canción y de los textos son reales: javi es xabel vegas (que, por cierto, su nuevo disco es realmente interesante) y bueno, tan fácil es averiguar si es o no es cierto como buscar información de su padre, que imagino que su nombre completo sea (fuera) Simón González (ya que Nacho Vegas en realidad se llama Ignacio González Vegas).

Googleando un poco acabo de encontrar este comentario en un blog ajeno:

"Tuve ocasión de conocer a los hermanos Vegas con menos de diez años. Erán los hijos de un gran amigo de mi quinta, Simon Gonzalez Sanchez; hombre de izquierdas de verdad, afable, bonachon, entrañable.. Me acordé de él al ver a sus hijos… Murió muy joven, hace años."

Anónimo 27 de febrero de 2008, 11:47  

En tal caso...glups.

anónim@ 27 de febrero de 2008, 12:44  

Recuerdo un concierto de hace años en La Guinguette Pirate en París (que circula por internet), donde Nacho tocó El ángel Simón como nunca...y al final, en la estrofa de "Gracias, así es y así será toda mi vida", él decía (y yo es la única vez que le he oído esto): "Gracias, papá, así es y así será..."
Así que más claro, agua.
Y por cierto, yo no veo que tiene de inhumano escribir esta canción ni tampoco veo necesario el morbo de saber si todo es cierto y andar aireando. Yo lo descubrí años atrás en Política de hechos y lo único que hice fue leer, escuchar, entender y callar.

Anónimo 28 de febrero de 2008, 1:50  

No creo que sea ir aireando, ni que se cuelguen estos textos y se hable del tema por el morbo, sino por información sobre parte de la vida de Nacho Vegas que no todos conocen.

Anónimo 28 de febrero de 2008, 10:53  

Hola a todos, fans de NV.

Investigando a raíz del post que escribió bydiox, he dado con la persona que afirmaba haber conocido a Simón Gonzalez (padre de NV).

Es un abogado de Gijón que, efectivamente, conoció a Simón porque coincidieron en el PSP (antigua formación de Partido Socialista que lideró Tierno Galván).

A través de su blog le he preguntado por "El ángel Simón" y su letra y me ha respondido que no tiene dudas de que se trata de él, del padre de NV.

Podéis leerlo aquí: http://www.sinlavenia.com/me-presento/#comment-2493

Saludos y felicidades por el blog. Me encanta.

Javier.

Anónimo 26 de marzo de 2008, 16:48  

Con tus letras y las de José Ignacio Lapido me sucede algo curioso. Parecen historias enfocadas bajo una luz de tragedia y, a veces, de desesperación, pero ¿bajo esta capa se puede entrever un oscuro sentido del humor que a veces llega al cinismo como en ‘El Ángel Simón’?

Claro. Para mí el humor siempre ha sido un recurso importante aunque no estuviera de manera explícita en las canciones, y me alegro de que lo menciones porque hay gente que no le ve nada de sentido del humor a canciones como "El Ángel Simón". Yo creo que sí lo tienen y que es importante para entenderlas. Cuando en una canción intentas trasladar emociones importantes o acontecimientos reales que te han marcado de alguna manera, necesitas una distancia para ponerlos ahí; no puede sucederte algo muy intenso y de repente querer volcarlo en una canción porque, al final, te va a quedar algo bastante plano e inexpresivo. Cuando consigues que esa distancia, con el tiempo o con recursos como el sentido del humor, sea la suficiente como para mirar a la cara a las cosas y verlas desde una perspectiva diferente a las que ellas parece que te obligan a mirarlas, es cuando consigues que todo ello trascienda lo autobiográfico, que se convierta en algo expresivo y que de lo particular vaya a lo universal, a lo que está en la conciencia colectiva.

http://www.comentariosdelibros.com/entrevarchiv/nachovegas.htm

Anónimo 22 de noviembre de 2008, 19:09  

Debo decir, desde que escuché "Ángel Simón" me gustó mucho la canción, si explicación clara; me hice pensar. De alguna forma identificada, pero más que compartir el sentimiento, me hace sentir su propio sentimiento, transformándome la visión. Vuelvo a admirarle, sus letras me fascinan, me hacen sentir que lo más bello y lo más triste puede tomar un tono completamente distinto. A veces quisiera conocer mas de Nacho, este tipo de canciones nos permiten conocerle, digo, del otro lado del mundo es un poco díficil acercarte a aquellos que admiras, no es como vivir en su misma ciudad y algun día encontrartelo en una avenida, pero, bueno... que el caso es que vuelvo a admirarle...
Ariana González, (México)

Ivan Fernandez 2 de febrero de 2009, 19:57  

Retomo este enlace, para facilitar al autor. El otro dia Nacho cerro el concierto en el Jovellanos con "El angel Simon" y puedo asegurar que es uno de los momentos mas emotivos que yo he vivido en un concierto. Estaba en la tercera fila y se veia perfectamente como le resbalaban las lagriimas mientras cantaba...uff hasta yo me emocione. Me recuerda mucho,a la carta al padre de kafka

Webxposito 17 de febrero de 2009, 17:52  

Si he de ser sincero esta canción siempre la habia pasado por alto en los discos que tengo de Nacho...imperdonable error, que fue corregido en el concierto que dió este año en el Jovellanos. La última canción de su recital, dedicada a su madre ("que creo que esta por ahi si ha aguantado hasta el final"). La canto con un sentimiento que nunca habia visto en él...incluso creo haber visto alguna lagrima en su rostro...en el mio seguro que sí. Como siempre pasa con Nacho sus letras las hacemos propias y las incorporamos a partes de nuestra vida que nunca hemos sabido ponerles letra. Gracias Nacho...le has puesto letra a una parte de mi vida que por inexplicable habia deseado olvidar.

Sun-T 5 de marzo de 2009, 23:51  

Estimado fan y estimados lectores:
Para disipar cualquier clase de duda puedo asegurarles que el Simon al que se refiere la cancion de Nacho es su padre, mejor dicho ,nuestro padre. Soy el hermano mayor de Nacho y Xabel (precisamente el unico que no es musico y el mas desconocido gracias a dios) y googleando el nombre de mi padre, en un momento de extraña nostalgia, me encontre este blog.
Es comprensible que muchos lectores duden conociendo el sentido del humor de Nachin, pero tanto para el como para mi esa cancion tiene un significado muy especial que trasciende cualquier interpretaciones que ustedes quieran darle. No obstante sigan escuchando a uno de los mas grandes musicos de este pais, y no lo digo por que sea mi hermano
Gracias a todos por sus comentarios y reflexiones sobre el tema.

Anónimo 6 de marzo de 2009, 19:36  

Gracias por la aclaracion Sun-T, ya me imagino lo duro que debe ser escuchar la cancion, mas cuando se te cita. Un abrazo y gracias

Anónimo 11 de abril de 2011, 16:12  

soy padre y tengo 2 hijos, es una canción tremenda sobre las relaciones padres hijos, la sensacion que produce en mi es muy muy triste, porque ves, esta canción es un ejemplo enorme, de que nunca por mucho que quieras cruzaras ese abismo en la relación
con tus hijos.....

ernesto 25 de julio de 2011, 2:44  

cancion que cae en la excelencia, la primera que escuche del Sr. Vegas.

erikpicazo5 8 de enero de 2017, 8:05  

Creo que Nacho Vegas es uno de los mejores cantantes que he podido escuchar, sólo 1 vez lo vi en concierto hace como 3 años en Monterrey NL, y es un sueño poder estar presente ante un artista de su categoría. Quisiera saber más de él o como le hace para tener semejante inspiración en sus canciones. Para mi es un artista que a marcado mi vida. Erik Martinez

Volver ARRIBA