Blog Widget by LinkWithin

domingo, 25 de enero de 2009

Así vió la prensa el comienzo de la gira

Calentamiento Pre-debut en Valladolid y pistoletazo de salida en Gijón. Dos citas no exentas de emoción, nervios y algún que otro problemilla técnico.

Sobre Valladolid:



Extraño inicio de gira
Los problemas técnicos y la ausencia de 'El manifiesto desastre' descolocan al siempre entregado público de Nacho Vegas en Valladolid.

(...) como confesó el músico, «los primeros conciertos son muy especiales pero también acojonan, dan sensación de pánico en el escenario». Y más si, como le sucedió a él, en 'El desastre manifiesto' -la quinta canción que tocaba-, el micrófono se estropea, te lo cambian por otro que tampoco va bien y no es hasta el tercer intento cuando funciona, después de más de cinco minutos de improvisación con la banda.

(...) Aún así el público vallisoletano, que sobra decir que adora y tiene en un pedestal al músico asturiano, se volcó con su ídolo y le animó con sus palmas y aplausos.

(...) optó por terminar el concierto bien acompañado en el escenario por todos los músicos interpretando una 'Noches árticas' intensa, distorsionada e inmensa como nunca.
Repuestos del susto, tocaba cruzar los dedos y dar el salto al Teatro Jovellanos, Gijón.



La belleza del desastre
Nacho Vegas ofreció anoche en el Jovellanos un concierto que hizo levantarse al público de sus butacas y se convirtió en preludio de una intensa y exitosa gira.

(...) pese al fallo inicial de uno de los micrófonos (precisamente el que asistía al protagonista de la noche), que hizo que el equipo palideciese ante el riesgo de enfrentarse a otra noche 'pucelana' (...) Vegas y su nueva banda, aún sin nombre conocido, cuajaron en Gijón el mejor concierto que el que esto firma recuerda haberle visto al cantautor. Salvado el susto -en realidad, una broma del destino-, puede decirse que anoche casi todo salió bien.




La vuelta del hijo pródigo
El gijonés Nacho Vegas llenó el teatro Jovellanos para presentar su disco «El manifiesto desastre», en una actuación en la que interpretó casi todos sus clásicos

(...) Cinco minutos después de la hora prevista Vegas se puso delante del micrófono con su aire distinguido y sin hacer comentarios ni la menor mueca facial. Vestido con camisa negra y chaqueta y pantalón a juego, no necesitó discurso previo para calentar al personal. Se limitó a interpretar «La plaza de la Soledad», homenaje al barrio antiguo de su ciudad donde nació e himno no oficial de cuantos transitan determinados locales de la noche gijonesa. Las gafas de sol del artista en la penumbra del teatro aumentaron el aire de intimidad y melancolía que caracteriza sus actuaciones. Era como si todo sucediera en una pequeña tasca en la que todos los clientes se conocen.

(...) Cada tema que interpretaba Vegas, acompañado por un guitarra, un bajo, un batería y un teclista, era seguido con sepulcral silencio.




Nacho Vegas presenta su disco en Gijón
Los temas de ´El manifiesto desastre´ sonaron en el Jovellanos. El coliseo gijonés se llenó para escuchar las canciones del cantautor.

Con La plaza de la soledá abría un concierto que en sus compases iniciales cosechó algún pitido del público por un problema de sonido (...) Los asistentes al concierto escucharon en directo las 11 canciones que conforman El manifiesto desastre (...) también quiso repasar canciones de sus anteriores álbumes --Seis canciones desde el norte , Miedo al zumbido de los mosquitos y Cajas de música difíciles de parar --.

Hasta aquí la prensa, pero... ¿y tú cómo lo viste?

61 comentarios:

Anónimo 25 de enero de 2009, 12:02  

Para mi el de ayer de Gijon fue un concierto acojonante, el mejor directo de Vegas que he visto hasta ahora.

Anónimo 25 de enero de 2009, 12:51  

El de Valladolid fue fantástico, y todos los problemas que surgieron y olvidos y demás nos hicieron escuchar canciones interpretadas e improvisadas de forma única. Gran concierto.

Anónimo 25 de enero de 2009, 13:00  

Como me pica...la curiosidad.
¿Lleva a Rosenvinge de corista? ¿Luce Boba en los teclados como en el disco? ¿Suena igual el banjo de Xel en Un desastre Manifiesto? ¿Qué tal esos gritos de El tercer día? ¿Cómo resulta el juguetito glam de Lole y Bolan sin los adornos de estudio?

Anónimo 25 de enero de 2009, 13:19  

BRUTAL el concierto de ayer en Gijon!!

Anónimo 25 de enero de 2009, 14:20  

Absolutamente maraBilloso, con B grande...

Joan 25 de enero de 2009, 15:31  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joan 25 de enero de 2009, 15:35  

Uy uy uy! este jueves voy al de Barcelona...
¿cómo va de setlist? ¿La mayoría del Manifiesto + Christina?

Muchas gracias por la información!!

Anónimo 25 de enero de 2009, 16:49  

Lo de ayer no se puede describir con palabras, pero si algo se acerca es GRANDIOSO...aunque yo prefiero decir GRAN DIOS.

Anónimo 25 de enero de 2009, 16:49  

Lo de ayer no se puede describir con palabras, pero si algo se acerca es GRANDIOSO...aunque yo prefiero decir GRAN DIOS.

Kantabron 25 de enero de 2009, 17:06  

Genial el concierto de ayer, me hubiera gustado que cantara "Me he perdido" pero bueno, así todo el resto del repertorio perfecto. Sobre todo "Ocho y medio" cuando se quedó él sólo con la guitarra en mitad del escenario, fue la que más me emocionó, junto a "El ángel Simón", la he escuchado nada más llegar a casa pero no es lo mismo, oírsela allí en Gijón a él fue impagable, una sensación increíble.

Por cierto, pedazo de ecupitajo que se marcó después de "l Tercer Día" (otra de esas canciones que en directo ganan muchísimo), estaba arriba pero se le vio totalmente nítido, de hecho creo que tenía hasta patas y estuvo bailando por el escenario, ja!

Ya estoy mirando el resto defechas de la gira a ver si me puedo escapar a alguno de los otros conciertos, quizás Bilbao...una lástima que por Cantabria no se pase, jo!

Anónimo 25 de enero de 2009, 17:09  

alguien sabe si las entradas de leon estan ya a la venta???????????
graacias

Iván 25 de enero de 2009, 17:11  

Hola, a todos los que habíamos perdido las esperanzas en Nacho Vegas , solo decir que mereció la pena: el concierto de ayer en Gijón es de largo el mejor concierto que le he visto, y añado que de los mejores conciertos de mi vida, fue perfecto técnicamente, la banda sonó como si ya hubiese acabado la gira, perfecta, y hubo momentos en los que le saltaron las lágrimas al más duro.
El punteo de "8 y medio", solo en el escenario, silencio de catedral, y...¡todo estalló! Señores: el hijo pródigo ha vuelto.

Anónimo 25 de enero de 2009, 17:26  

SE SALIÓ... En Gijón comenzó con "La plaza de la soledad" y terminó con "El ángel Simón" Del último trabajo interpretó: Dry Martini, Detener el tiempo, Junior Suite, El tercer día (que gana mucho en directo), crujidos, un desastre manifiesto, munduber y morir o matar (que es una verdadera joya). Además como sabeis repasó canciones de sus anteriores trabajos como: Miss Carrusel, Gang Bang, El hombre que casi conoció a Michi Panero, Nuevos planes identicas estrategias, Perdimos el control, Ocho y medio, días extraños, secretos y mentiras y alguna otra que seguro se me escapa.

Soy de los que pienso que a Nacho más vale escucharlo que verlo en directo, pero anoche me cerró la boca y solo puedo decir que una de las canciones en acustico que interpreta ya merece la pena ir a su concierto. No pensé que me gustaría tanto.

Anónimo 25 de enero de 2009, 18:54  

En mi caso, el concierto de ayer en Gijón, me fascinó, también ese pequeño guiño a la diversión en Nuevos Planes, el solo que se marcó Luís el bajista, el arranque de guitarras de Xel, e incluso al tímido Abraham...
Nacho, por supuesto, en su línea, no puedo decir más...
Tan sólo hay una cosa que no me gustó en absoluo, y es que un escupitajo, después del Tercer día, me pareció soez y vulgar. Entiendo que después de unos crescendos así, se tenga ganas de echar algunos flujos salivales, pero... contente, o echalós con discrección en el vaso...

Brillante Ángel Simón.
No es ni el mejor concierto,ni el peor, tan sólo otra visión de sus directos. El teatro Jovellanos se ponía en silencio para escuchar y sentir.
Lástima que hubiera algunas personas, que aún creen que, en los conciertos se debe de aplaudir en medio de las canciones, y soltar comentarios absurdos...

Sandra.

Anónimo 25 de enero de 2009, 18:54  

En mi caso, el concierto de ayer en Gijón, me fascinó, también ese pequeño guiño a la diversión en Nuevos Planes, el solo que se marcó Luís el bajista, el arranque de guitarras de Xel, e incluso al tímido Abraham...
Nacho, por supuesto, en su línea, no puedo decir más...
Tan sólo hay una cosa que no me gustó en absoluo, y es que un escupitajo, después del Tercer día, me pareció soez y vulgar. Entiendo que después de unos crescendos así, se tenga ganas de echar algunos flujos salivales, pero... contente, o echalós con discrección en el vaso...

Brillante Ángel Simón.
No es ni el mejor concierto,ni el peor, tan sólo otra visión de sus directos. El teatro Jovellanos se ponía en silencio para escuchar y sentir.
Lástima que hubiera algunas personas, que aún creen que, en los conciertos se debe de aplaudir en medio de las canciones, y soltar comentarios absurdos...

Sandra.

Anónimo 25 de enero de 2009, 18:56  

Manu, también se desmarcó con su batería...
Pero eso lo ha hecho siempre.
Siempre...

Sandra.

Anónimo 25 de enero de 2009, 19:01  

Pues a mi el concierto de ayer en gijon (mi primera vez viendo a nacho en directo) me parecio totalmente decepcionante, y eso que soy muy fan de nacho; la eleccion de temas fue ramplona, sin arriesgar, y mas pendiente de dar un concierto de grandes exitos, pero lo peor para mi esq no senti nada, en ningun momento me emociono, y el sonido de la banda me parecio un poco vacio, sin pegada...eso si tocan todos de cojones, y nacho tiene muchisimo carisma.

En resumen, concierto disfrutable, pero sin llegar a emocionar, y eso es lo que busco en los directos...aparte tambien estando en su ciudad se comporto de una manera un tanto fria.

De todos modos, grande Nacho!!

Anónimo 25 de enero de 2009, 22:01  

Me da que por "concierto emocionante" entendemos cosas opuestas...

Anónimo 26 de enero de 2009, 11:54  

Lo del escupitajo es una simple pose, está claramente preparado para esa canción, tras tanto grito (que en directo son gritos bastante más pronunciados y sentidos). En Valladolid hizo exactamente lo mismo. Y comparto la opinión de Sandra respecto a las 'palmitas', que destrozan todo el encanto y no favorecen al ritmo de algunas canciones.

Aparte de los temas mencionados de Gijón... en Valladolid, y para terminar el concierto, y él sólo en el escenario, se pudieron escuchar 30 segundos de 'Canción del extranjero', pero se le olvidó la letra o los acordes... y pasó a interpretar 'Noches árticas' con la banda al completo de nuevo. Una versión muy ruidosa y distorsionada, que parecía querer terminar con toda la tensión acumulada durante la hora y media pasada, debido a los repetidos problemas técnicos y a sus despistes.

Anónimo 26 de enero de 2009, 12:39  

Gracias por los comentarios, suena fabuloso.

Por cierto, sé que este comentario iría en el foro (perdón) pero estoy buscando una entrada para este Sábado en Madrid.

Decidme que a alguien le sobra una, por favor.

Gracias!!!

Anónimo 26 de enero de 2009, 12:53  

Es un poco cobarde no tocar Lole y Bolan.

Anónimo 26 de enero de 2009, 13:18  

Los problemas técnicos no fueron tantos, solo hubo uno ( se fue el micro de voz en un tema, cosas del directo). No se como algunos pueden ser tan ingenuos en culpar un fallo técnico, y no darse cuenta que el gran problema fue la imperfección en la ejecución de las canciones, el concierto sonó bien y ellos no estaban lo ensayados que debían de estar, y a eso se suma los olvidos en las letras y acordes de Vegas.
Salud

Anónimo 26 de enero de 2009, 13:26  

Para mi fue un conciertazo, fue muy emotivo y ... no tengo la palabra exacta para definir lo que sentí; pero salí de allí con una amplia sonrisa.
Me encantó la elección de las canciones para este concierto, creo que fueron perfectas.
"El angel simón" fue espectacular, no se si fue cosa mia pero parecia que Nacho estaba bastante emocionado cantando esa canción y dedicandosela a su madre.
Sobre el escupitazo, yo creo que fue también el sudor de los pelos unidos a la saliva; así lo vi yo.
Y ya a la espera de ir a otro concierto!!!
Carmen.

Anónimo 26 de enero de 2009, 13:32  

Hablo del concierto de Valladolid, me hubiera gustado estar en el de Gijón. algunos amigos me han contado que fue totalmente lo contrario al de Valladolid. Que pena...

Anónimo 26 de enero de 2009, 13:48  

fue mítico el momento en el que mira a los palcos para dedicarle el angel simon a su sufridora madre y dice "aunque no se si habra aguantado todo el concierto"...era mi concierto de vegas numero 19 y ha sido de muy largo el mejor sin niguna duda,merecieron la pena los 871 km para ver tan magno acontecimiento.

Querida Paula te lo perdiste

one9999 26 de enero de 2009, 14:24  

Por lo que leo el concierto de Gijón debió ser muy bueno, es que en pucela estaban calentando. Eso sí, la versión que tuvieron que hacer de "Un desastre manifiesto" rebautizada como “Canción perfecta” no tiene precio y eso sí que me da que no lo voy a poder volver a ver, que a uno que le gusta el rock entre otras muchas propuestas pues por lo menos sorprendido sí que me dejó. ¿Alguien grabó esos minutos?

Anónimo 26 de enero de 2009, 14:52  

soez...Sandra que pija y que tonta que es usted!!!!

Anónimo 26 de enero de 2009, 15:11  

es un concierto de rock,se puede gritar,aplaudir,saltar,jalear y sobre todo sentir y vivir de la manera que cada uno contemple...a muy poco del Jovellanos está la iglesia de San Lorenzo haberte ido allí a buscar el silencio querida Sandra

vemeko 26 de enero de 2009, 15:28  

Hola, les dejo una nota de Nacho que publicaron en el diario Página/12 de Argentina:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-5072-2009-01-26.html

Collin Smith 26 de enero de 2009, 18:26  

En Valladolid el concierto fue estupendo - salvo por lo errores técnicos- pero eso le hizo dar rienda suelta a su complicidad con el público, pero no sé si Nacho leerá lo que pensamos de él en este blog... me han dicho que de oficial no tiene nada

Anónimo 26 de enero de 2009, 19:23  

Norteña se porto, el concierto fue maraBilloso. Nacho y la banda estuvieron geniales, pero además te vi, alli estabas con ese vestido y como disfrutabas de tu N.V.

Anónimo 26 de enero de 2009, 19:56  

Pues gracias, por lo de tonta y lo de pija... Pero creo que es de tontos, no aceptar la opinión de otra persona...
Tan sólo fué algo que no me gustó, por cuestión de respeto...
Algo que ud. no tiene.

Sandra.

Anónimo 26 de enero de 2009, 19:58  

Obrigado Valladolid! Obrigado Nacho! Para quando um concerto em Portugal?

Anónimo 26 de enero de 2009, 20:02  

Es increible...

En fin, para los tontos y los estupidos que no entendieron mi crítica, lo vuelvo a repetir, ya que no tengo ningún problema:

Soy consciente de lo que cuesta a un músico DESconcentrarse, si hay ruidos, y más, cuando es una canción que requiere silencio, y sí, yo aplaudo, cuando acaba la última nota de la canción, pero ya está, ya que por respeto al músico, ni canto, ni grito, ni aplaudo...

No hay que enfadarse, ni insultarme, por un comentario. Creo yo.

Gracias.
Sandra

Anónimo 27 de enero de 2009, 3:34  

·


Nunca había visto en directo a NV en solitario y tengo que decir que su sonido me impresionó. Compacto, contundente y con peso. Si su segundo concierto sonó así, no quiero ni imaginar cómo sonarán a medida que vaya avanzando la gira pero vamos para mi que van por buen camino...

Yo me quedo con esa reinvención acongojante del Ángel Simón, con Ocho y medio, y con Morir o matar (que es la que más me gusta del disco). Pero la verdad es que los temas suenan con mucha fuerza en directo. Para mi, la segunda mitad fue épica en intensidad y emoción.

Yo no noté a Nacho frío para nada, si acaso nervioso o tenso y más que nada bastante concentrado en no cagarla con despistes para lograr dar un buen concierto en su tierra.


PD) Y yo también prefiero disfrutar de estas canciones sin interferencias, es decir, sin las palmadas o canturreos arrítmicas del público. En mi humilde opinión, rompen un poco la atmósfera y estropean la magia del momento.


Sr. G



·

Anónimo 27 de enero de 2009, 9:57  

Hola a todos.
Alguien puede poner el listado de canciones completo del concierto de Valladolid.

Gracias y saludos vegasianos.

Anónimo que no insulta 27 de enero de 2009, 11:21  

Así que hay que gritar, aplaudir, saltar, jalear... En fin, si Sandra tiene que irse a la Iglesia quizás alguien debería plantearse ir a ver a Lolita. Ahí sí se dan palmas!

Anónimo 27 de enero de 2009, 13:01  

Sandra, no eres la única al que la molestan esas interferencias, yo estuve en la fila 10 y se podía notar cómo los de arriba se animaban a aplaudir o cantar, ¡como si yo pagase por escucharles a ellos! Eso que les gusta hacer tanto es una falta de respeto, tanto hacia el artista como a los asistentes. Si quieren cantar propongo que vayamos todos juntos después del concierto a un karaoque y así poder gritar todo lo que quieran. Y si se creen que los aplausos son muy bonitos ¿por qué no aplaude la banda? digo yo que tendrían a alguien que animase a aplaudir si así lo necesitase la canción. Me pregunto que hubiese pasado si en el concierto de Joanna Newsom que tuve la suerte de asistir se pusieran a cantar con ella, yo creo que se bajaría del escenario, cosa que no me extrañaría en absoluto. Hay conciertos y CONCIERTOS

Kantabron 27 de enero de 2009, 13:50  

Yo también estoy de acuerdo con ella, por mi parte me limito a repasar con mis labios la letra de las canciones y a marcar el tempo con los pies, pero eso son más bien manías inevitables que gustos. No me gustan los conciertos en que todo el mundo canta y salta, prefiero ir a conciertos a escuchar a un cantante y su banda, y aplaudir cuando terminan la canción y reírme cuando escupe sobre el escenario o cuando en la canción de El Hombre que casi conoció a Michi Panero se pone a hacer juegos rítmicos con Luis Rodríguez...

Anónimo 27 de enero de 2009, 15:59  

Para mi el concierto de Gijón fue IMPRESIONANTE!El sonido fue el mejor que le oído nunca, se entendía todo, la voz clara y una contundencia que me emociono de principio a fin. Se noto que la banda que lo acompaña ahora son buenísimos. Estoy deseando volver a verlos en directo.

Señor G.

Anónimo 27 de enero de 2009, 19:05  

Cuando quieras te doy una clase de palmas flamencas y zapateado, ya que tanto te gusta aplaudir...

Sandra.

Anónimo 27 de enero de 2009, 19:28  

Sandra dja ya de decir gilipolleces y no te pongas a la altura de los que te insultan

Kantabron 27 de enero de 2009, 21:39  

Yo en ningún momento he insultado a nadie, y si ese último mensaje de Sandra va para mí pues ole, nunca mejor dicho, pero yo no tengo un concepto de concierto semejante a ir a misa ni desde luego tampoco con ir a una discoteca de house. De hecho, creo que no molesta nada reconocer una buena canción con unos aplausos al final de la misma mientras el artista cambia de instrumento y echa un trago de agua.

Anónimo 27 de enero de 2009, 23:01  

No es ponerse a la altura, es que a veces me indigna, tanta estupidez junta.
Cerrado el tema.
Sandra

Harry.c 28 de enero de 2009, 0:49  

Hola.
Me gustó mucho el concierto. El Jovellanos fue un escenario perfecto y la banda sonó contundente y nítida; la voz de Nacho se hizo entender perfectamente...

Una curiosidad que veo que nadie ha comentado:
En Junior Suite, en lugar de decir "...ves las sombras pasar, y las oyes follar como animales..." dijo otra frase totalmente distinta, pero no me quedé con ella. Alguien se dio cuenta?

Anónimo 28 de enero de 2009, 11:45  

SOBRE LOS NUEVOS CONCIERTOS DE NACHO

Hola, soy fan de nacho desde siempre.
Sé que me odiareis a partir de ahora, pero... ¿No os molesta tanto como a mí que los nuevos conciertos (desde hace un par de años se hayan llenado de hombres lobos aullando a cada canción? gritando guapo y torero a nacho? molestando sin callar como buenos culturetas que son y que no respetan al artista?)

En mi opinión, creo que a Nacho esto le molesta.

Por favor, podríamos lanzar una campaña para poder escuchar en los conciertos.

Muchas gracias.

Anónimo 28 de enero de 2009, 14:12  

Nacho, si lees este blog, -que lo lees- plantéate exigir en tus conciertos dividir las butacas en: zona verbenera y zona sepulcral, asi nadie se molesta y todos contentos.

Anónimo 28 de enero de 2009, 14:40  

Nacho lee este blog??

Hola Nacho.



paula.


pd- no me meto en polemicas porque estoy en ambos bandos y porque no quiero que me riñan por no hablar las cosas en el foro.

Anónimo 28 de enero de 2009, 17:27  

paula esto es de comentarios no??
pues comenta paula, comenta...

Anónimo 28 de enero de 2009, 18:05  

bueeeeeeeeeeeno, yo lo intenté.....Lamentablemente no pude ir al concierto de Jovellanos (y aun lloro por las noches por ello) así que en realidad no sé qué tipo de aplausos decis...Obviamente hay conciertos que hay que escuchar en silencio, con tranquilidad, apreciando cada acorde, pero también es verdad que a veces es imposible contener un aplauso, y en cuanto a lo del respeto al musico...pues hombre, personalmente si yo fuera la que estuviera subida al escenario me gustaria ver que la gente disfruta, que le está gustando, y si no se oye ni una mosca más que unos aplausos timidos y educados al final de una canción, pues no sé, como que corta un poco el rollo no? De todas formas, repito, yo no estuve en jovellanos, así que no puedo saber cómo de molestos eran los aplausos, y yo soy la primera que desea arrancar las glándulas salivales a la gente que come palomitas haciendo ruido en el cine.......además, entiendo que en el ambiente que se da en un teatro algunos comportamientos pueden resultar fuera de lugar.

paula la que acaba de soltar una parrafada pa no decir ná....

Anónimo 28 de enero de 2009, 20:49  

En el Jovellanos hubo aplausos al comienzo de algunos temas, cuando se reconocían los acordes; palmas en fragmentos de determinadas canciones (Nuevos planes, Michi Panero, Secretos y mentiras...); y aplausos a rabiar al final de todos los temas. A nadie se le ocurrió dar palmas en Ocho y medio, ni en Morir o matar, ni en El ángel Simón. Así que creo que las críticas están de más.

Anónimo 28 de enero de 2009, 22:53  

Chicos/as:

Me han soplado, que, se está barajando la idea de que haya una tercera fecha en Madrid.

Así que ahi queda eso...

Sandra.

Anónimo 29 de enero de 2009, 11:05  

Nos son aplausos de lo que se habla, sino de 'palmitas'. Estar escuchando una canción y que de repente se empiecen a oir palmas para acompañar al ritmo... Sobra, que ya traen a Manu Molina a la batería. Aparte que esas palmas además de molestas llevan una velocidad totalmente desacompasadas, lo cuál empeora más aún la situación. Palmitas ni en las lentas ni en las rápidas, que en ambas está contando cosas, no haciendo estribillos divertidos para bailar.

Anónimo 1 de febrero de 2009, 1:26  

No había dos asientos libres?????
Eran los nuestros....somos de Bilbao....y no pudimos ir debido al temporal.Fué una pena....habíamos sacado las entradas y cogido hotel con muchísima antelación.

Cecilia 1 de febrero de 2009, 2:14  

Me agota la discusión sobre las "palmitas".
Señores si lo que desean es escuchar a Nacho sin ningún tipo de interrupción, no vaya a ser que el ruido de una mosca desvirtúe el momento, quédense en casa, métanse en una burbuja y escuchen desde ahí a Nacho, seguro que así nada les molesta.
En un conciero, el público puede invulucrarse en lo que está sucediendo, no tiene por qué ser un mero receptor pasivo, es necesario que se de cierto grado de realimentación entre los músicos y el público.
Lo de que los músicos se desconcentren... me parece que si un músico profesional que da conciertos en directo se desconcentra por escuchar aplausos, palmadas etc, tiene un pequeño problema. De hecho en este concierto, no me pareció que pasase nada de eso, más bien al contrario. Fue genial, Nacho estaba vivo y cierta parte del público, entre la que me incluyo, nos habíamos dejado el corsé en casa y disfrutamos muchísimo del concierto. Lo siento, quizá es que no formo parte de la "élite" y soy más bien "masa".

Anónimo 1 de febrero de 2009, 13:00  

Olé Cecilia





paula

Anónimo 2 de febrero de 2009, 1:42  

Cecilia, Paula... lo pasaríais mejor en un concierto de Melendi.

Anónimo 2 de febrero de 2009, 11:33  

aaaah!!! dios como lo sabías!!!1 osea, es que mi habitación está así como llena de poster de melendi y dioooos es que buuufff que fuerte!!!! si te sobra una entrada para alguno de melendi avísame vale???por cierto, buuuuf , es que me flipa tu originalidad, es que ni siquiera parece que estuviste las 13 horas desde nuestro comentario pensando con qué cantante juntarnos


paula tuqueada

Anónimo 3 de febrero de 2009, 16:25  

Jejeje... Me sorprende ver cómo tienes el valor de hacer más de un comentario sin apenas saber ni escribir. Utiliza más las comas, que si no es complicado seguirte.

Anónimo 3 de febrero de 2009, 17:18  

jejeje amiguín mío, esa era la gracia del comentario. Espera, jo, creo que no lo entendiste. Verás....jeje, madre mía, que gracioso, no te lo vas a creer....ni siquiera me gusta Melendi!!! Pensé que podrías comprender que lo de hablar todo seguido utilizando como separación sólo "oseas" y "qué fuerte" era una alusión a la gente que suele escuchar a Melendi....lo siento, mea culpa. De todas formas, como ya expliqué más arriba, yo no estoy exactamente a favor de que se haga ruido en los conciertos. Dije que hay conciertos y conciertos, que hay ambientes y ambientes, eso no quita que Cecilia escribiera un comentario muy bueno, fuera cual fuera su opinión. A veces está bien reconocer cuándo alguien muestra bien sus ideas, aunque ésas no sean las tuyas. No te enfades porque la gente no piense como tú...créeme, a veces es bueno escuchar otras opiniones. De todas formas, también es cierto que debería simplemente haberte ignorado, ya que el tuyo no era un comentario muy remarcable. En fin, hastaluego!


paula


pd- a Dios pongo por testigo que jamás volveré a mostar emociones en ningún evento cultural.

Cecilia 3 de febrero de 2009, 22:22  

A mi lo que me sorprende es que un académico de la lengua pierda su valioso tiempo por estos lugares para no añadir nada nuevo a la discusión. A saber, has dicho que nos lo pasaríamos mejor en un concierto de Melendi, lo que ya revela ciertos prejuicios, y has dicho además que Paula no sabe escribir,mostrando así muy poca agudeza porque ni siquiera has sido capaz de captar el sentido de su mensaje.
Te propongo que escribas un libro sobre "el silencio en los conciertos", para ello quizá tengas que analizar primero qué entiendes por concierto, hacer una clasificación de tipos de conciertos, analizar también cuál es el papel del espectador, y cómo los factores sociales influyen o determinan la percepción que los propios espectadores tienen de los espectáculos a los que asisten y de ahí deducen qué tipo de comportamiento deben adoptar, etc.

Volver ARRIBA