Blog Widget by LinkWithin

viernes, 4 de febrero de 2011

Entrevista en La Voz de Galicia



Hoy podemos leer en el suplemento cultural de La Voz de Galicia una entrevista de Pacho Rodríguez a Nacho Vegas. Por suerte para todos también está colgado en la página web y pasamos a reproducirla a continuación:


Del primer Nacho Vegas en solitario, después de la fructífera travesía con los admirados Manta Ray (aquel proyecto que tenía tanto de alternativo como de experimental) o antes con Eliminator Jr., artefacto noise, a este músico de 36 años que ahora presenta La zona sucia (Marxophone), hay casi 12 años de distancia. Suficientes como para encontrar a otro artista, metido de lleno en la autoproducción, pero que mantiene la identidad inicial que lo ha convertido en un referente como creador de canciones, el más importante de su generación, dueño de universos propios, lenguaje personal y una actitud escénica en la que no hace falta gritar para hablar bien alto.

Lo que está claro es que, sin duda, y tal vez con sorpresa, es el mejor momento de Nacho Vegas (Gijón, 1974). Lo demuestran sus nuevas canciones, en las que hay tanto de delicadeza como de ironía. Y, como novedad, un tratamiento musical en el que los acordes juegan a favor de la primera escucha. Este filólogo, licenciado por la Universidad de Oviedo, aporta además una mirada folk que se fija en lo doméstico y que olvida emular de manera impostada sonidos británicos que parten de ese mismo cuerpo folk. No hay la socorrida matrícula irlandesa, o escocesa, por ejemplo, que daba una aureola como más guay, más interesante, que, otro ejemplo, lo que se pueda cantar en las aldeas asturianas. Él ha optado por lo segundo.

Por eso se puede decir que el folclore del siglo XXI es Nacho Vegas. Tampoco es que sea un juglar de otros tiempos, puesto que conserva su vena roquera. Pero el encanto del gijonés consiste en cultivar su fértil terreno compositivo, bastante difícil de copiar, y sí, en cambio, fácilmente identificable.

Este momento dulce que ahora le llega a Nacho Vegas lo corrobora el hecho de que tenga ya una gira de presentación más que cuajada. Con todo vendido en más de un sitio y con propuestas para que La zona sucia, diez canciones que tienen un concepto sentimental de elepé a la antigua, con su cara A y su cara B, sea uno de sus trabajos con mayor aceptación por parte del gran público.

Uno se imagina un concierto de lo nuevo de Nacho Vegas con cientos de fieles coreando las letras y piensa que el músico tímido, profundo pero no pedante, pueda salir espantado. Él confiesa que hasta le gustaría: «Antiguamente, en los pueblos la gente se juntaba a cantar. Así queda un cancionero enorme. Esto sería algo parecido».

Pues eso, vienen tiempos en los que se ha de ir a los conciertos de Nacho Vegas a cantar canciones a coro, en comunión nocturna y sin humos. Mientras alguien suelte un «puxa Sporting»...


Pregunta: Un tipo reflexivo como usted ¿qué piensa cuando el disco ya está en los oídos de los demás y empieza la avalancha de interpretaciones temáticas y estilísticas?
Respuesta: La verdad es que mis grabaciones son un poco caóticas. Llevo muchas canciones y ninguna unidad, y solo decido al final. En ese proceso siempre te quedan espinas clavadas. Pero la inseguridad es inherente al artista. La gente con la que grabas te transmite cosas, pero la soledad en las decisiones individuales hace que haya días en los que todo te parece malo y otros en los que estás eufórico.

P: Pero ¿entra al cuerpo a cuerpo con la crítica?
R: Lo que opina la gente siempre te deja sensaciones extrañas. Tu relación con las canciones nuevas también pasa por diferentes fases. Incluso a mí también me resulta extraño cuando vuelvo a oírlas con el disco ya en la calle. Hay críticas de las que puedes aprender cosas. Y cuando son desfavorables, también hay algo que te puede servir.

P: Pues opino: ¿«La zona sucia» puede ser un disco pop y rock en el que hay una base folk muy tradicional que ha querido acentuar, junto a una temática desencantada pero con muchas rendijas de optimismo?
R: Esta referencia que dices tiene mucho sentido, porque la música tradicional tiene algo muy esencial que me interesa. Cualquier pueblo tiene música tradicional. Creo que he hecho canciones que parten de sentimientos amargos y sí, con un tono más optimista. Las canciones duras, en realidad, hablan también de la vida. Y el pop y el rock también tienen que hablar de la vida dura. Hay melodía asturiana, folk irlandés o inglés. Esa sensación común, casi neutral, de las canciones que cantan los pueblos es una base muy chula.

P: Hay muchas canciones del disco que piden casi una colaboración a coro del público en los conciertos. Para alguien como usted, ¿eso es una novedad?
R: Sí, es como si fueran una celebración de algo. Ahora que estamos ensayando para el directo, me plantea algún problema sobre cómo tratar esas canciones. Y también sobre cómo armar el repertorio con otras canciones. Pero también sirve para actualizar las viejas y que todo el repertorio se adapte en su conjunto.

P: ¿Cómo cree que va quedando ese nuevo repertorio? ¿Puede decirse que mantiene una continuidad en su carrera?
R: Lo bueno es que las canciones se puedan actualizar. Lo importante es que cuando toques una canción sientas que la estás reinventando. Yo, cuando percibo que toco una canción mecánicamente, es cuando me planteo que hay que dejarla.

P: ¿Está usted en un viaje creativo que va de la complicación a la sencillez?
R: Hacer una canción nunca es fácil. Se empieza por algo inmediato, que resulta y suena bien, pero luego se complica. Y para que llegue a ser una buena canción le hacen falta muchos más detalles. Más que la sencillez, busco lo esencial de las canciones.

P: ¿Cómo lleva lo de ser productor a partir de esa iniciativa que es Marxophone?
R: La nueva compañía es un cambio natural. Personal y por los cambios que ha habido en el mundo discográfico. Con Marxophone se trata de participar en todo el proceso. Marcar los tiempos, el proceso de lanzamiento, la gira? participo en todo.

P: ¿Hacia dónde cree que va el mundo discográfico?
R: Lo que ha pasado con las discográficas es bueno para la música. El negocio era más importante que la música. Ahora que se desmorona todo y surgen compañías pequeñas, la relación con la música y los artistas es más sana.

P: En general, ¿qué piensa de esta crisis global? Eso de que vivíamos por encima de nuestras posibilidades y no hicimos los deberes de los mercados. Vaya letra, ¿no?
R: Me produce risa amarga. A mi alrededor no conozco a muchos que vivieran así. Cada vez estamos perdiendo más derechos básicos y cala la influencia mediática de la derecha. Es paradójico, porque parece que, en cambio, en la música se tiende hacia algo más justo.

P: Aunque «La zona sucia» alude a la fórmula 1, que le gusta mucho, el Sporting sigue siendo su pasión. Parece que no nos queda más remedio que aspirar a la UEFA?
R: Yo era de los que, en otros tiempos, decía: «¿Pero por qué solo la permanencia?». Y luego pasó lo que pasó. Con mantenernos vale. El Sporting da disgustos y alegrías. Es como la vida. No como el Barça y el Madrid, que son un coñazo de tanto que ganan.

12 comentarios:

Anónimo 5 de febrero de 2011, 1:04  

¡Filtrada la zona sucia!

A buscar en la red señores.

Anónimo 5 de febrero de 2011, 10:25  

¿Dónde exactamente podemos buscarlo? Yo no lo encuentro...

Anónimo 5 de febrero de 2011, 10:28  

En el foro del PS no está, así que dudo mucho que sea verdad.

Anónimo 5 de febrero de 2011, 10:58  

¿por que no esperais al 14 y disfrutais de la sensación de ir a bucarlo a la tienda de discos (apoyando a Nacho en esto), llegar a casa y disfrutarlo tranquilamente toda la tarde??

Anónimo 5 de febrero de 2011, 11:05  

Lo cortés no quita lo valiente.

Anónimo 5 de febrero de 2011, 11:14  

¿Y quien te ha dicho a ti que no iré a comprar el disco el día 14?
Siempre de mal rollo, qué gente...

Anónimo 5 de febrero de 2011, 13:28  

Si dieses la dirección ya sería la hostia...

(Y que si, coño, que nos vamos a comprar el disco igualmente)

Anónimo 5 de febrero de 2011, 22:31  

jooooooo¡¡¡ podiais dar la direccion... si alguien lo encuentra que no lo dude... yo ya lo estoy buscando

Anónimo 6 de febrero de 2011, 0:29  

por mas q busco, no encuentro nada de la supusta filtracion del disco, que engaño.

Anónimo 6 de febrero de 2011, 2:46  

jijijiji.

Anónimo 6 de febrero de 2011, 19:46  

ains... que broma mas pesada... con estas cosas no se juegan'''¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo 7 de febrero de 2011, 8:03  

Los enlaces de ese link están todos caídos y bueno...puedo equivocarme, pero casi podría asegurar que el disco nunca ha estado colgado en esa página y dudo que te lo hayas descargado. No entiendo estas chorradas, pero la culpa también es mía por haberme registrado en esa mierda de web.

Volver ARRIBA